articulo-escuela-amor-rita-abundancia

Abre en España una escuela para “enamorarse de la persona adecuada”

EL PAIS / SMODA

RITA ABUNDANCIA | 21 FEBRERO, 2017

La Escuela Neurocientífica del Amor llega en marzo para aplicar test sinápticos y mapas del amor con el afán de encontrar a tu media naranja.

La ciencia siempre ha soñado con entender el amor, reducirlo a conexiones neuronales, estructuras cerebrales, impulsos nerviosos o variabilidad en el nivel de determinados neurotransmisores, pero hasta el momento los científicos están tan cerca de conocer la naturaleza y el mecanismo del amor como los poetas.

La antropóloga y bióloga estadounidense, Helen Fisher, es una de las personas que más ha estudiado la biología del amor y la atracción. Toda una autoridad en la materia, tanto que en 2005 fue contratada por el portal de citas match.com para que ayudase a construir chemistry.com, un sitio web que usó sus investigaciones y experiencia para crear sistemas de emparejamiento basados en la predominancia de determinadas hormonas en los individuos. Fisher era también asidua de las charlas TED, entre 2006 y 2008, en las que contaba sus investigaciones y descubrimientos, y autora del superventas Por qué amamos: Naturaleza y química del amor romántico (Punto de lectura).

La teoría principal de Fisher es que la humanidad ha desarrollado tres sistemas cerebrales para el apareamiento y la reproducción: el impulso sexual o libido; la atracción sexual selectiva (o lo que es lo mismo, el amor romántico) y el apego, ese sentimiento de unión que se genera tras la convivencia. Es decir, nuestro instinto –el deseo– nos hace buscar pareja y ser un poco exigentes, para así mejorar la especie. Una vez que la encontramos, la naturaleza crea un cierto vínculo entre los cónyuges, muy necesario para la estabilidad y la crianza de los hijos. Claro que no todo es tan sencillo y este proceso no siempre es lineal y consecutivo. Muchos se enamoran primero y luego tienen relaciones, pero en otros casos es al revés, el sexo les lleva al romance. Y no faltan los que comienzan con un sentimiento de apego que se transforma en amor y luego en impulso sexual.

LEER MAS

2 comentarios
    • Claudia M. Marcos
      Claudia M. Marcos says:

      Ay Antonia el amor verdadero siempre está con nosotr@s. Nos aman de la misma manera que nosotr@s nos amamos a nosotr@s mismos.

      Responder

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *