Cheques regalo primavera

Cheque regalo para ti

Si has realizado compras superiores a 5€, desde el 1.11.16 al 30.4.17, revisa tu correo, llámanos o enviamos un email, porque ya te hemos preparado tu cheque regalo.

Podrá hacerlo efectivo en la tienda de Palma o desde la tienda online, antes de finalizar tu compra, aplicate el cupón que te corresponda.

Para entrar en la tienda online pincha aquí.

Caducidad del cheque regalo 30.06.2017.

Una vez mas, !!gracias por tu fidelidad!!

… All I can think off… Mia Lozano

Divertido e interesante post , despues de visitar la Boutique de La Maleta Roja de Palma, por Mia Lozano:

¡Hola, hola!

Después del post de ayer, que no fue muy agradable para mi, hoy toca uno que va a ser divertido.
Esta mañana, he acabado en un sex-shop con una amiga. Y obviamente, como ya sabéis, soy una pervertida y tenía que comprar cosas. Así que eso he hecho.

Aparte de adicta a las compras, adicta a los sex-shops. El tema me gusta, así que ya os podéis imaginar. Mi amiga, no había ido nunca y se ha gastado 350 euros en juguetes. Imaginaos como se ha ido. ¡Cargada de bolsas! Yo me he gastado bastante menos unos 110 euros, porque yo ya tengo más cosas. Iba a comprar solo una cosa y he salido con cuatro en la bolsa. Si queréis saber lo que venden en la tienda, os dejo aquí el enlace de Mallorca, aunque según me he informado hay por todo. Aunque son franquicias que seguro que muchos conocéis: La maleta Roja. Pero voy a poner a la mujer que nos ha atendido tan bien esta mañana. Y con las que nos hemos reído un rato. Os dejo aquí abajo el enlace a su página por si queréis conocer nuevos productos.

Leer mas

post-mia-lozano

Las tres pruebas para saber si eres sexualmente incompatible con alguien

www.smoda.elpais

RITA ABUNDANCIA | 18 ABRIL, 2017

Las divergencias eróticas, la forma de entender y disfrutar del sexo pueden llegar a ser tan irreconciliables como las de un votante de Donald Trump y uno de los verdes.

Libidos amigables

Las diferencias de deseo pueden ajustarse, se puede llegar a acuerdos, hay que recurrir al autoerotismo como herramienta de autosatisfacción, también en la pareja, y se debería ser capaz de manejar los desajustes de deseo temporales o momentáneos, debidos a una enfermedad o al ingreso en una nueva etapa de la vida como, por ejemplo, la madurez o la menopausia. Sin embargo, puede ser muy difícil, y hasta imposible, hacer que dos libidos inicialmente distintas convivan y sean felices, algo que casi siempre da lugar a malinterpretaciones: “ya no me desea”, cuando en realidad es que su nivel de deseo siempre ha sido bajo, exceptuando la efímera fase de enamoramiento. Créanme, las libidos suelen ser muy tercas y perseverantes en sus ideales.

Conviene estar de acuerdo en conceptos como la monogamia e infidelidad

Según Rotella, “la pareja tiene que ser una construcción personal y única, a partir de las necesidades y deseo de sus integrantes. Dentro de esta creación entra también el concepto propio de fidelidad. Podemos diseñar un modelo basado en el, hasta ahora, existente o gestionar de forma diferente el deseo erótico hacia otras personas, basado en jugar al placer y no al amor. Algunas parejas permiten ciertos flirteos o relaciones puntales con otros, sin que eso suponga un agravio; mientras otras, no pueden siquiera vislumbrar esta posibilidad. Este capítulo es otro de los roces habituales de la relación y muchas veces la causa de su ruptura, por eso es importante tener una visión similar respecto al tema, aunque luego pueda cambiar con los años o las experiencias”.

 

Y, por pedir, que haya gustos sexuales similares

“El sexo está revestido de gravedad y seriedad”, cuenta Iván Rotella, “cuando debería ser algo lúdico y hedonista. Cuando lo abordamos desde esta perspectiva las cosas cambian y nos atrevemos más a probar y a expresar nuestros deseos, porque todo es menos determinista, menos trascendente. Es muy difícil que dos personas coincidan exactamente en sus gustos y preferencias eróticas, pero la solución está en ser abierto a probar nuevas cosas. Hay personas incapaces de trasmitir al otro lo que le gusta, sus fantasías, pero lo deseable en una relación es sentir y hacer sentir al otro. Si los gustos son muy dispares o irreconciliables puede ser un problema, pero antes hay que intentar ser flexibles y abiertos y enseñar al otro, a su propio ritmo. Entonces, la diferencia de paladares, en vez de suponer un obstáculo, puede llevarnos a probar sabores totalmente nuevos para nosotros”.

Leer mas

Ellas también mienten en el sexo (pero no como crees)

www.smoda.elpais

RITA ABUNDANCIA | 6 DICIEMBRE, 2016

La mayoría de los mortales maquillamos, en mayor o menor medida, nuestra vida sexual para que encaje en el modelo a seguir o con diversos y oscuros propósitos. Pero las féminas lo hacen impuestas por los roles de género.

Hay dos asuntos en los que los españoles nos resistimos a decir la verdad aunque nos pongan en el potro de tortura: lo que ganamos y nuestra vida sexual, aunque contar mentiras en este último ámbito es un defecto más bien universal. Mentimos a la pareja, a los amigos, a los padres –suponiendo que haya un nivel de confianza que incluya el tratamiento de estos temas– y hasta al sexólogo que, a menudo, debe sacar la información real con sutiles técnicas de interrogatorio.

Muy pocos tienen la humildad necesaria para reconocer sus horas bajas en materia de sexo y, por lo tanto, inventan o maquillan la realidad para encajar en lo que se espera de ellos. Aunque, generalmente, esos barómetros cambian dependiendo de quién está delante. Por ejemplo, según cuenta Rotella, “la chica que ahora se lleva es una mujer que reivindica su propio deseo y placer, que se masturba y que quiere disfrutar de las relaciones. Sin embargo, todavía a muchos hombres ese modelo puede darles algo de miedo, inhibirlos, hacer que no se sientan muy seguros. Por lo tanto, si se encuentran estas dos personalidades, es muy posible que la chica –si el hombre le interesa- adopte una actitud más retraída para no asustarlo. Los sexos se muestran diferentes cuando están entre los de su mismo género y cuando interactúan con el opuesto. Las mujeres no hablan de sexo de la misma manera cuando están solas que cuando hay hombres y lo mismo pasa con ellos”.

En el top ten de las disfunciones o problemas sexuales que más cuestan reconocer está, para las mujeres, la falta de orgasmos. Sin embargo, en palabras de Mieville, “lo que más le molesta a la mujer es no ser deseada. Es fácil escuchar en consulta en boca de un hombre, “es que mi pareja me tiene a pan y agua”, pero es muy difícil que eso mismo lo admita una mujer. En una relación ella se va a preocupar más por gustar, por generar deseo que por pasárselo bien. Lo que explica que muchas de las que vienen a mi consulta con anorgasmia sean mayores de 40. Han esperado mucho o quizás vengan cuando sienten que ya nadie las mira. El problema mayoritario del género femenino es una gran desconexión de nuestra genitalidad. Somos cabezas que llevamos un cuerpo a rastras”.

Leer mas

 

Abre en España una escuela para “enamorarse de la persona adecuada”

EL PAIS / SMODA

RITA ABUNDANCIA | 21 FEBRERO, 2017

La Escuela Neurocientífica del Amor llega en marzo para aplicar test sinápticos y mapas del amor con el afán de encontrar a tu media naranja.

La ciencia siempre ha soñado con entender el amor, reducirlo a conexiones neuronales, estructuras cerebrales, impulsos nerviosos o variabilidad en el nivel de determinados neurotransmisores, pero hasta el momento los científicos están tan cerca de conocer la naturaleza y el mecanismo del amor como los poetas.

La antropóloga y bióloga estadounidense, Helen Fisher, es una de las personas que más ha estudiado la biología del amor y la atracción. Toda una autoridad en la materia, tanto que en 2005 fue contratada por el portal de citas match.com para que ayudase a construir chemistry.com, un sitio web que usó sus investigaciones y experiencia para crear sistemas de emparejamiento basados en la predominancia de determinadas hormonas en los individuos. Fisher era también asidua de las charlas TED, entre 2006 y 2008, en las que contaba sus investigaciones y descubrimientos, y autora del superventas Por qué amamos: Naturaleza y química del amor romántico (Punto de lectura).

La teoría principal de Fisher es que la humanidad ha desarrollado tres sistemas cerebrales para el apareamiento y la reproducción: el impulso sexual o libido; la atracción sexual selectiva (o lo que es lo mismo, el amor romántico) y el apego, ese sentimiento de unión que se genera tras la convivencia. Es decir, nuestro instinto –el deseo– nos hace buscar pareja y ser un poco exigentes, para así mejorar la especie. Una vez que la encontramos, la naturaleza crea un cierto vínculo entre los cónyuges, muy necesario para la estabilidad y la crianza de los hijos. Claro que no todo es tan sencillo y este proceso no siempre es lineal y consecutivo. Muchos se enamoran primero y luego tienen relaciones, pero en otros casos es al revés, el sexo les lleva al romance. Y no faltan los que comienzan con un sentimiento de apego que se transforma en amor y luego en impulso sexual.

LEER MAS

Por qué el sexo rápido es muy recomendable

www.smoda.elpais.com

Rita Abundancia. 26 de enero de 2017

En defensa del “aquí te pillo aquí te mato” o por qué el sexo rápido es muy recomendable
El quickie reivindica su valiosa función de añadir espontaneidad, sorpresa, transgresión y cotidianeidad a la vida sexual.

Años de filosofía tántrica, obsesión con los preliminares, masajes eróticos, velas y atmósferas adecuadas han creado una cierta aversión popular al quickie. Hemos empoderado tanto al sexo durante las últimas décadas que éste se ha convertido en un ritual, en un acto trascendente, en la prueba de fuego de que somos hombres y mujeres liberados, aventureros, sin prejuicios y experimentados. La sexualidad se ha vuelto tan exigente que solo nos atrevemos a plantarle cara cuando estamos convenientemente arreglados, depilados, perfumados, vestidos o desvestidos para la ocasión y, claro, como eso rara vez ocurre los encuentros se van espaciando y convirtiendo en fechas señaladas, en eventos a recordar, en actos extraordinarios y no cotidianos.

Nuestro deseo es tan débil que cualquier excusa es válida para aplazar el momento de ejercitarlo y el tiempo es una de las más esgrimidas y rotundas. “Es que para hacer algo a prisa y corriendo, prefiero no hacerlo”, argumentan muchos inmersos, sin embargo, en una vida rodeada de atajos, comida rápida; amistades digitales, porque las horas no llegan para quedar con las otras, y conversaciones transcriptas, a contrarreloj, al whatsapp.

Sin embargo, el sexo rápido tiene también sus partidarios. Sorprendentemente para muchos, las mujeres son muchas de ellas, según se desprende de una investigación reciente en la que participaron 500 personas de ambos sexos, que respondieron a un cuestionario sobre excitación y preferencias sexuales. Según el estudio, para el 50,2% de los encuestados lo ideal en una relación sexual es que haya una alternancia en el ritmo; pero si hay que elegir entre las dos velocidades, un 30,7 % de las mujeres prefieren el sexo rápido para la mayoría o para más de la mitad de sus encuentros, frente a un 20% de los hombres a los que les gusta pisar el acelerador. El fast sex, según este experimento, está asociado a personas por debajo de los 35 años y del sexo femenino; mientras que el lento se relaciona más con mayores de 35, independientemente del género, aunque con más hombres que mujeres. Otro dato chocante de este estudio es que se ha encontrado un nexo de unión entre el slow sex y las relaciones poco satisfactorias. Y esto puede tener dos lecturas; primera: la mayoría identifica pasión con velocidad, con arrancarle la ropa a alguien sin esperar ni siquiera a llegar a la habitación. Segunda: la gente prolonga las relaciones sexuales, más de lo necesario, con partenairs que les disgustan debido a la inherente vocación sufridora y masoquista de la raza humana. Hipótesis que también explicaría los resultados electorales del 2016 a lo largo y ancho del globo.

leer mas

¿PESTICIDA EN TU VAGINA?

http://copameluna.com

¿PESTICIDA EN TU VAGINA? NO, GRACIAS.

¿SABÍAS QUE EN EEUU SE ROCÍAN 38 MILLONES DE KILOS DE PESTICIDAS EN 6 MILLONES DE HECTÁREAS DE ALGODÓN?

Pues sí y ¿por qué no nos lo dijeron antes?

¿QUIÉN?

La asociación VIDA SANA, entidad sin ánimo de lucro.

¿QUÉ PASA?

Nos alerta que se ha encontrado glifosato en el 80% de los productos de higiene femenina. Para los no duchos en la materia el glifosato es un químico nocivo, que la Organización Mundial de la Salud ha afirmado que es “probablemente cancerígeno”.  Además de ser extremadamente dañino para la biodiversidad y nuestro medio ambiente. De hecho hay petición de recogida de firmas para que se prohíba su uso en la Unión Europea, pinche aquí.

¿Y EN QUÉ SE BASAN?

En octubre de 2015, la Universidad de la Plata en Argentina confirmó que una 85% de las celulosas compradas en farmacias y supermercados contenían este pesticida.

La Asociación Orgánica de Consumidores nos informa que:

“El rayón/viscosa usado en Tampaz está hecho de pulpa de madera. Los árboles no se transforman en rayón por arte de magia, sino que pasa por un proceso que requiere cientos de químicos. La clorina para blanquear la pulpa de madera es el mayor peligro. El proceso crea hidrocarburos clorados, un grupo de químicos muy peligrosos con subproductos que incluyen dioxinas que están entre las sustancias más tóxicas que se conocen. No existen los niveles seguros de dioxinas; son imposibles de eliminar y se quedan en tus tejidos”

“La vagina absorbe los químicos presente en los tampones. Eso es indiscutible. Cuando éstos están hechos de algodón OGM -que es la gran mayoría del algodón que se comercializa- casi siempre contienen glifosato, el que se absorbe a través de las paredes vaginales y llega al torrente sanguíneo.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO?

Esto significa que incluso más allá de los alimentos contaminados con este químico, las mujeres debería considerar la posibilidad de estar siendo envenenadas a través de la vagina, por causa del uso regular de tampones y toallas higiénicas hechos con algodón modificado”

¿QUIERES SABER MÁS?

Ver artículo VIDA SANA.

Leer mas en Copa Meluna

Ver Copas como alternativa ecológica, saludable y económica

COPA MELUNA solo imag

 

4 hábitos para evitar que tu pareja se convierta en tu compañero de piso

RITA ABUNDANCIA | 11 OCTUBRE, 2016 | EL PAIS – SMODA

Evitar que la pasión se vaya esfumando con el paso del tiempo requiere de tácticas, actitudes y cierta disciplina para conseguir lo que ya se denomina ‘deseo sostenible’.

Existe el amor y existe el deseo, y aunque muchas veces ambas sensaciones se presenten en el mismo paquete; la segunda, culo de mal asiento, es un socio inquieto y ambicioso que disuelve la empresa cuando empieza a ver que ya no da demasiados beneficios. Apostar a que ambos personajes pueden convivir juntos y felices durante largas temporadas es arriesgarse mucho, porque si pensamos en algunos de los adjetivos que suelen acompañarlos, veremos que sus gustos y preferencias son, más bien, opuestos. El amor congenia muy bien con la seguridad, la dependencia, la confianza, la permanencia; mientras que el deseo se inclina más por la aventura, la incertidumbre, el misterio, el riesgo y hasta el peligro. A éste le gusta salir y trasnochar, contrariamente al amor, que es más de estar en casa y hacer tartas de manzana.

1. Hay que besarse como si no hubiera mañana

… A saber, las uniones que resisten son las que hacen el amor, que es distinto a tener sexo.

2. Uno más uno, es siempre uno más uno

Nada más alejado de la realidad que esa idea cursi e inexacta de que los amantes se funden en una sola persona porque, generalmente, los problemas llegan cuando se ha perdido la individualidad.

… El deseo necesita de un puente que haya que cruzar. En otras palabras, si el fuego necesita aire, el deseo necesita espacio (…) Deseo es cuando veo a mi pareja desde una distancia confortable. Cuando esa persona que ya me es familiar se vuelve, por un momento, misteriosa otra vez. En ese espacio entre yo y el otro reside el pulso erótico. Pero como decía Proust, “el misterio no es viajar a nuevos lugares, sino verlos con nuevos ojos”.

3. La amabilidad es la base de la relación

… Y la buena noticia es que ‘el buen rollo’ es un músculo que puede ejercitarse.

4. Sexo contra viento y marea

… En lo que casi todos los estudios coinciden es en la habilidad de las parejas felices para continuar con la vida sexual por encima de los obstáculos de todo tipo (estrés, falta de tiempo, hijos, problemas de salud, deterioro físico), cuyo único fin es doblegar a la lujuria.

… “existen muchas falsas ideas entorno a lo que debe ser la vida sexual en pareja. Por ejemplo, que el sexo tiene siempre que partir del deseo previo –¿cuántas veces los encuentros sin demasiadas ganas acaban siendo los mejores?–. Planificar está también mal visto en este terreno pero, si no se hace y se confía en la espontaneidad, es probable que las oportunidades no surjan tan fácilmente. Con el tiempo, se pierde la novedad pero se gana en complicidad corporal, un potente afrodisíaco”. Según esta experta, el secreto de una larga vida sexual es no claudicar ante las dificultades e ir adaptándose a las circunstancias. “Si uno pasa por un bache emocional o una enfermedad que le baja la libido siempre puede satisfacer al otro o dejarse hacer”, apunta Molero. “Hay que saber envejecer sexualmente e ir adaptando las prácticas a nuestras posibilidades, como hacemos en los otros ámbitos de la vida. Hay una edad crítica en la que abandonar la vida sexual puede ser muy peligroso, a partir de los 50. Si se claudica, puede que la vuelta sea ya muy difícil”.

Leer el articulo completo

“¿SEXO?¿Y ESO QUÉ ES?”

www.ellayelabanico.com
Lola Mariné,  “¿Sexo¿ ¿Y eso qué es?”

Ganadora del 2º premio  Modalidad 1 (situación vivida en primera persona)

II Premio de Relatos cortos de humor “ella y el abanico” en torno a la meno/andropausia.

Estaba convencida de que mi vida sexual había terminado para siempre; «otra etapa superada», me dije, resignada. Al fin y al cabo, la vida era eso, ¿no? ir superando etapas, cerrando capítulos… «Pero otros nuevos se abren», me apresuré a añadir para mi misma, imprecisa, en un intento de rechazar aquel pensamiento tan apocalíptico. La imagen que aparecía en mi mente de puertas cerrándose a mis espaldas hasta llegar a la última: la de mi ataud, no resultaba muy alentadora.

Lo cierto era, no obstante, que sin marido, sin pareja estable, el sexo había pasado a ser un asunto menor en mi vida cotidiana. Y la verdad es que no lo echaba en falta. Pensaba que mi furor uterino —que lo tuve— se había disipado con la menopausia y los sofocos.

Continuar leyendo