articulo-rita-abundancia-acudir-sexologo

Esperamos demasiado para pedir cita o nos creemos lo que pasa en las pelis porno

smoda.elpais.com

Rita Abundancia. 23 agosto 2017

¿Tienes estos síntomas? Ha llegado la hora de acudir al sexólog@

Con la educación sexual como asignatura pendiente, muchos todavía se resisten a consultar a este profesional, mientras otros esperan milagros que los transformen en protagonistas de cine porno.

La figura del sexólogo recuerda un poco la del psicólogo o psiquiatra de hace bastantes años. A la gente le costaba reconocer que necesitaba acudir a estos profesionales y mantenía sus sesiones en secreto. Las heridas del alma se han hecho tan cotidianas en este descarnado mundo que ya nadie se atreve a cuestionar que alguna vez él mismo necesite de este tipo de cuidados. Lo que sin embargo mantiene todavía cierta dosis de tabú es la idea de ir a la consulta de un sexólogo, porque en este país de machotes y bombas sexuales, reconocer que se tienen problemas en la cama es como hacer un desnudo integral. Y no todos son partidarios del nudismo.

Muchos todavía tienen la idea de que el sexo es algo instintivo; entre ellos las autoridades competentes, que no ven necesario un programa de educación sexual en los colegios. Por tanto, lo que sabemos del sexo es lo que hemos experimentado directamente, lo que vemos en las películas porno y los relatos que nos cuentan los más íntimos, aderezados con un cierto nivel de literatura y fantasía. El perfecto abono de cultivo para ideas incorrectas, traumas nacidos del imaginario colectivo y miedos injustificados; porque si alguna vez se ha hecho algún tipo de educación sexual está ha estado siempre orientada hacia la asepsia, el contagio, la prevención de embarazos, el llanto y el crujir de dientes. Nunca hacia el placer, la comunicación en pareja o el cultivo de esa delicada y exótica flor que es el deseo.

La medicina oficial tampoco contempla demasiado el sexo. Los médicos de cabecera, con algo más de diez minutos para atender a cada paciente, pueden preguntarnos si dormimos bien, si vamos al baño regularmente o qué tipo de alimentación tenemos, pero casi nadie se interesa por nuestra vida sexual, como si ésta no formase parte de nuestra salud, como si fuese un divertimento sin muchas consecuencias.

Así cuando alguien tiene un problema sexual, según Iván Rotella, sexólogo, director de Astursex, centro de atención sexológica en Avilés y miembro de La Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología (AEPS), “tarda una media de entre 6 meses (si es una mujer) y 5  años (si es un hombre), en caso de que tengan pareja, en acudir a un profesional. Si están solos, sin ninguna relación, entonces ellos acuden antes que ellas. Lo difícil, cuando tienes necesidad de un sexólogo, es descolgar el teléfono y pedir cita. Es una decisión que se sigue pensando mucho, aunque las cosas van cambiando. Uno de los factores de este cambio ha sido la crisis económica, que ha hecho que nuestras consultas aumentaran en un 20%. Los sexólogos son más baratos que los abogados y el coste económico de una ruptura puede ser muy alto. Antes la gente rompía en cuanto había problemas; ahora, si la cosa no está muy mal, se intenta recuperar la relación”.

leer mas

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *