copa

LOS BENEFICIOS DE LA COPA MENSTRUAL

Un producto innovador para tu protección durante el ciclo menstrual. La copa menstrual LMR está elaborada en silicona médica de alta calidad, certificada por la FDA (Food and Drug Administration) y constituye una alternativa ecológica y económica a las compresas y tampones, que tantos desechos causan en nuestro medio ambiente.

28,95 € (IVA inc)

VENTAJAS

  • Fabricada en silicona médica. Hipoalergénica, sin látex.
  • Respeta la flora vaginal a diferencia de los tampones tradicionales.
  • Con un cuidado apropiado, la copa menstrual LMR te acompañará durante años, ayudándote a ahorrar.
  • Es ecológica porque es reutilizable. ¿Te imaginas la cantidad de compresas y tampones que desechas a lo largo de tu vida?
  • Puedes usarla tanto si llevas DIU o diafragma, como desde tu primera regla.

Dispones de dos tamaños a elegir. El MODELO 1 está pensado para mujeres que no han dado a luz, menores de 30 años o con flujo poco abundante. El MODELO 2 está pensado para mujeres que han dado a luz, mayores de 30 años o con flujo abundante.

CÓMO UTILIZARLA
Lavado:
Antes de usar tu copa menstrual por primera vez deberás hervirla durante tres minutos, habiéndote lavado las manos previamente. No dejes nunca tu copa sin supervisión mientras está hirviendo. En ese momento la copa está lista para ser usada. Deberás repetir este procedimiento de esterilización en cada ciclo.

Introducción:
Para introducir la copa puedes humedecerla ligeramente con agua, o si deseas un mejor deslizamiento usa lubricantes en base a agua. Dobla la copa formando una C y, desde una posición cómoda, ya sea sentada o en cuclillas, introdúcela con el apéndice hacia abajo dirigiéndola hacia el cóccix, hasta que la base de la copa haya rebasado unos dos centímetros la entrada de la vagina. Suelta la copa para que se abra y se adapte a las paredes vaginales. Asegúrate que la copa se ha abierto por completo, girando la copa en cualquier sentido para que no quede doblada. Ten en cuenta que el apéndice no deberá sobresalir de la vagina. Para tu comodidad puedes cortar el apéndice, recomendamos hacerlo gradualmente hasta que no la notes ni al sentarte ni al moverte. Vigila no dañar la base de la copa.

Extracción:
Lávate bien las manos antes de retirar la copa. Para ello deberás introducir los dedos pulgar e índice y sujetar el apéndice o la base, presionando suavemente en un lado de la copa para liberar el efecto ventosa e irla extrayendo con cuidado de no derramar el contenido.
Vacía el contenido en el inodoro y enjuaga la copa, primero en agua fría para mantenerla libre de olores, y posteriormente con agua y jabón neutro. La copa está lista de nuevo para reutilizarla.
Puedes vaciarla de dos a cuatro veces diarias, dependiendo de tu flujo y según la experiencia que vayas adquiriendo. Puedes usarla por la noche, pero no la dejes en ningún caso por un período de más de doce horas.
Si tienes que vaciar tu copa en un lavabo público, puedes extraerla, vaciarla y volverla a introducir o bien tienes la opción de aclarar tu copa con una botellita de agua, antes de volverla a introducir. Deberás lavarla posteriormente en tu casa.

ADVERTENCIAS Y CONSEJOS PRACTICOS
Si tienes pérdidas usando la copa puede ser debido a varios motivos. Uno de ellos, que no esté colocada correctamente. Otro motivo, en el caso de utilizar la copa número 1, es que te convenga cambiar al modelo 2. Y si tienes pérdidas usando la copa número 2, quizás te convendría ejercitar tu musculatura pélvica.

Si tienes dificultades para extraer la copa, ante todo intenta relajarte. Ponte de cuclillas y ayúdate empujando con los músculos hasta alcanzar la base de la copa o bien mueve el apéndice ligeramente de un lado al otro tirando con suavidad hacia afuera.

Puedes usar la copa aún teniendo un anillo anticonceptivo o un DIU. Habla con tu ginecólogo para que mantenga los hilos del DIU lo más cortos posible. Presta, en este caso, especial atención a deshacer el efecto ventosa al extraer la copa sin que se desplace el DIU.

No se recomienda durante el post-parto debido al riesgo de inflamación. Por lo tanto, si has dado recientemente a luz, tendrás que esperar la cuarentena.
Si tienes hongos, mejor esperar a que se curen. Si te han diagnosticado una cistitis, mejor esperar que se pase. Y si te han diagnosticado una vaginitis es mejor no utilizarla.

La copa menstrual LMR no es un método anticonceptivo y no protege de enfermedades de transmisión sexual (ETS), recuerda retirarla antes de mantener relaciones sexuales.

Deberás guardarla siempre en su bolsita de tela, nunca en una bolsa de plástico ni en un recipiente hermético.

El Síndrome del Shock Tóxico (SST) es una enfermedad tóxica, muy rara pero muy grave. Es causada por las toxinas producidas por una bacteria que habitualmente está presente en el organismo humano. El SST se suele relacionar con el uso de los tampones. Los síntomas: si durante la menstruación de repente siente un malestar, a pesar de haber estado sana, si tiene fiebre (39º centígrados o más), vómitos, diarrea, siente dolor de cabeza o de garganta, si está a punto de desmayarse, siente dolores musculares, o si su piel presenta la misma reacción como en el caso de las quemaduras solares, diríjase inmediatamente al médico. Si ya había sufrido el SST, consulte al médico antes de volver a utilizar la copa menstrual. Las copas menstruales llevan mucho tiempo en el mercado y su uso no ha sido nunca asociado hasta la fecha con esta enfermedad.

www.copameluna.com

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *