ARTICULO RITA ABUNDANCIA VAGINA

VAGINA: MANTENIMIENTO, USO Y DISFRUTE

RITA ABUNDANCIA – SMODA EL PAIS – 29 DE SEPTIEMBRE DE 2015

El órgano genital femenino, semiescondido y con personalidad propia, requiere de unas necesidades básicas para su perfecto funcionamiento

He conocido a bastantes hombres orgullosos de sus penes pero a ninguna mujer que presumiera de su vagina. Claro que cuesta más alardear de algo que no se ve a simple vista, o que para mirarlo hay que invertir un cierto tiempo, disponer de un espejo, una luz adecuada, elegir un lugar apartado donde nadie nos vea y tener un cierto estado de ánimo -¿quién no recuerda la primera vez que se la vio?-. Nadie comenta que está encantado con su intestino grueso o con su arteria aorta. Es más, antes de que empezara el empoderamiento femenino, de que nos hiciéramos responsables de nuestro propio placer o de que menstruar fuera un acto a conmemorar, era bastante común oír comentarios, salidos de bocas de mujeres, sobre lo feas que eran las vaginas, en comparación con el órgano sexual masculino; y que lo peor de ser lesbiana, sin duda, era tener que meterse esa cosa en la boca. Bueno, más bien uno mete su boca dentro de esa cosa, porque las vaginas son todavía esos pozos oscuros, húmedos y con muchos misterios por descubrir, aunque la ciencia empiezar a interesarse últimamente por ellas, de una manera que va mucho más allá de la simplemente patológica.

Las mujeres hemos mimado poco a nuestras vaginas. Es verdad que las hemos llevado al médico, las hemos cuidado cuando estaban enfermas y las hemos usado durante el sexo pero, como ocurre con los órganos internos, solo nos hemos acordado de ellas cuando llueve. Ósea, cuando nos dan problemas. Todo lo más que hemos hecho por nuestros genitales es llevarlos a la peluquería y elegirles un peinado, en muchos casos, no acorde a nuestros gustos, sino a los de nuestra pareja.

Leer mas

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *