‘Sextech’: en 2050 el sexo entre personas y robots superará al de los humanos

El Pais . Smoda. Rita Abundancia. 13 nov 2018

La alta tecnología aplicada al sexo nos permitirá, en muy poco tiempo, experimentar casi cualquier práctica sexual que exista, aunque no suceda en nuestro cuerpo.

“A partir de 2025, muchos de los hogares más ricos del mundo contarán con un robot sexual. En 2035, la mayoría tendrá un juguete sexual con el que interactuará en realidad virtual y en 2050, el sexo entre personas y robots superará a las relaciones entre humanos”. Así de contundente se mostraba el físico, matemático y futurólogo Ian Pearson en un informe sobre el futuro del sexo que elaboró para Bondara, una marca inglesa de tiendas eróticas online.

Desafortunadamente, la tecnología no parece haber cambiado nuestra vida laboral tan profundamente como había prometido. Sí, manejamos unos sofisticados aparatos (ordenadores) y podemos hablar con cualquiera al otro lado del mundo, pero seguimos atados a un escritorio, a un edificio y a jornadas maratonianas cuando la utopía y la ciencia ficción auguraban una civilización del ocio para el siglo XXI.

Lo que ya se conoce como sextech (alta tecnología aplicada al sexo), trabaja sin descanso para proporcionarnos, en un futuro muy próximo, la posibilidad de acceder a un extenso menú de prácticas sexuales, en las que el cuerpo ya no será un límite. Como Pearson apunta, “la gente podrá hacerse un replicante, exactamente igual, y tener (literalmente) sexo consigo mismo. La realidad virtual nos permitirá tener relaciones a distancia y sentir besos, caricias y contactos, gracias a sensores conectados a pantallas táctiles que envían mensajes al cerebro. Será fácil materializar la fantasía que cualquiera imagine, o fabricar la réplica de alguien que ya haya muerto. Es ya factible suspender, temporalmente, la consciencia para percibir sensaciones de otros cuerpos. Por ejemplo, si se quiere experimentar el cambio de sexo. O podemos intercambiar cuerpos, tener relaciones íntimas y que cada uno sienta lo que siente el otro. La gente podrá experimentar tener otro sexo, otra edad. Y estas múltiples posibilidades traerán problemas morales y legales (nada impide a un pedófilo tener un niño robot para el sexo); porque la tecnología avanza mucho más rápido que la sociedad, la política o las leyes”.

Leer más

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MARIA TERESA ORTIZ MARCOS.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios TeixWeb https://teixweb.com/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://lamaletaroja-palma.com/aviso-legal/.